Aprobada la nueva Ley Orgánica de Protección de datos Personales y garantía de los derechos digitales


El Senado, en su sesión de ayer día 21 de noviembre ha aprobado el texto definitivo de la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales.

22/11/2018

     Como es de sobra conocido, desde el pasado 25 de mayo resulta plenamente aplicable en España el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de sus datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento General de Protección de Datos), lo que suponía una profunda modificación del régimen vigente en materia de protección de datos personales, debiendo de considerarse desplazadas por el Reglamento comunitario aquellas disposiciones de Derecho interno que no resulten conformes con el régimen que el mismo establece, esto es muchos de los preceptos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y su Reglamento de desarrollo, aprobado por Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre.

 

        Junto a ello, el Gobierno, consideró imprescindible la adopción urgente de una norma con rango de ley que regulase aspectos relacionados con la inspección, el régimen sancionador y el procedimiento en caso de que exista una posible vulneración del Reglamento General de Protección de datos, aprobando el Real Decreto-ley 5/2018, de 27 de julio, de medidas urgentes para la adaptación del Derecho español a la normativa de la Unión Europea en materia de protección de datos.

 

        Ahora, las Cortes Generales han tramitado la nueva Ley Orgánica de Protección de datos Personales y garantía de los derechos digitales, cuyo texto definitivo quedó aprobado ayer en el Senado, al no haberse introducido enmiendas al texto remitido por el Congreso, de tal forma que únicamente está pendiente de su promulgación y publicación en el BOE, estando prevista su entrada en vigor al día siguiente de la misma.

 

          Texto aprobado en las Cortes (pendiente de publicacion en el BOE)