Novedades Fiscales 2021 en Navarra


El Boletín Oficial de Navarra de 31 de diciembre de 2020 publicó dos Leyes Forales (la 21/2020 y la 22/2020), modificando diversos impuestos y adoptando otras medidas tributarias, que fueron aprobadas por el Parlamento de Navarra el día 29 de diciembre

13/01/2021

Los aspectos más destacables de estas normas son los siguientes:

 

I.R.P.F.:

 

 

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES:

 

Se establece un régimen transitorio para los dividendos recibidos de sociedades constituidas a partir de 1 de enero de 2021 en las que se tenga una participación del 100% del capital social si la cifra de negocios es inferior a 40.000.000 €.

Se elimina la posibilidad de aplicar esta exención cuando, no llegando al 5 % de participación, el valor de esta sea superior a 20.000.000 €.

Se establece igual régimen para la deducción para evitar la doble imposición internacional de dividendos y participaciones en beneficios. 

a. Base de deducción: se determinará mediante Resolución del Órgano del Gobierno de Navarra competente en materia de cultura. Se corresponderá con la inversión de la productora si los gastos realizados en Navarra alcanzan el 40 % de la inversión. De no ser así, será el resultado de dividir entre 0,4 el importe de los gastos realizados en Navarra.

b. Se establecen dos procedimientos: uno para la validación previa de los requisitos para poder aplicar la deducción, y otro para la justificación posterior de los costes incurridos a efectos de determinar la base de la deducción.

Se establece que, excepcionalmente, el requisito de mantenimiento de empleo en 2021 no se exige para las deducciones generadas en 2019.

 

LEY FORAL GENERAL TRIBUTARIA:

 

 

OTRAS MEDIDAS:

 

Se establece la exención del Impuesto sobre Actividades Económicas para los sujetos pasivos (contribuyentes por I.R.P.F., por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes o por el Impuesto sobre Sociedades) que en el año anterior tengan una cifra de negocios inferior a 1.000.000 € y no estén participados en un 25% o más por quienes no cumplan ese requisito.

El establecimiento de esta exención conlleva la supresión de la deducción en la cuota del I.R.P.F., del Impuesto sobre la Renta de No Residentes y del Impuesto sobre Sociedades del importe pagado por este concepto.