Nuevas medidas de carácter tributario adoptadas por la Comunidad Foral de Navarra ante la crisis del coronavirus


Publicado el Decreto-Ley Foral 2/2020, de 25 de marzo, por el que se aprueban diversas medidas y se derogan las establecidas en el Decreto-Ley Foral 1/2020 del pasado 18 de marzo

26/03/2020

El Boletín Oficial de Navarra publicado hoy, 26 de marzo, publica el Decreto-Ley Foral 2/2020, de 25 de marzo, por el que se aprueban medidas urgentes para responder al impacto generado por la crisis sanitaria del coronavirus en Navarra. Entre otras, contiene medidas de carácter tributario y deroga las establecidas en el Decreto-Ley Foral 1/2020 del pasado 18 de marzo.

 

1.- Ampliación de plazos de presentación de declaraciones y autoliquidaciones:

a) El plazo para la presentación e ingreso de las declaraciones-liquidaciones o autoliquidaciones del I.V.A. y de las retenciones a cuenta del I.R.P.F. o del Impuesto sobre Sociedades o del Impuesto sobre la Renta de No Residentes, correspondientes al primer trimestre de 2020, se amplía hasta el 1 de junio de 2020.

b) El plazo para la presentación e ingreso de las declaraciones-liquidaciones o autoliquidaciones del I.V.A. y de las retenciones a cuenta del I.R.P.F. o del Impuesto sobre Sociedades o del Impuesto sobre la Renta de No Residentes correspondientes al mes de febrero se amplía hasta el 30 de abril de 2020.

c) El plazo para la presentación de las declaraciones informativas cuyo plazo de presentación finalizase en marzo o en abril, se amplía hasta el 30 de abril de 2020.

2.-Supresión de pagos fraccionados:

Los contribuyentes del I.R.P.F. que desarrollen actividades económicas no estarán obligados a autoliquidar e ingresar los pagos fraccionados correspondientes al primer y segundo trimestre de 2020.

3.- Renuncia al “régimen de módulos” en el I.V.A. y el I.R.P.F. y al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca:

El plazo para renunciar a la aplicación del régimen de estimación objetiva del I.R.P.F.  y de los regímenes especiales simplificado y de la agricultura, ganadería y pesca para el año 2020, así como para la revocación de la misma que deban surtir efectos en tal ejercicio, se amplía hasta el 1 de junio de 2020.

4.- Cómputo de plazos:

a) El período comprendido desde el 14 de marzo hasta el 30 de abril de 2020 no computará a efectos de la duración máxima de los procedimientos tributarios.

b) El período comprendido desde el 14 de marzo hasta el 30 de abril de 2020 no computará a efectos de presentar alegaciones, contestar a requerimientos, o interponer recursos o reclamaciones económico-administrativas.

c) El período comprendido desde el 14 de marzo hasta el 30 de abril de 2020 no computará a efectos de los plazos de prescripción y caducidad.

5.- Pago de deudas tributarias:

a) Los plazos de pago de la deuda tributaria previstos en la normativa tributaria que no hayan concluido el 14 de marzo se amplían hasta el 30 de abril de 2020.

b) Los plazos de pago de la deuda tributaria correspondientes a notificaciones realizadas a partir del 14 de marzo se amplían hasta el 30 de mayo de 2020, salvo que el otorgado por la norma general sea mayor, en cuyo caso éste resultará de aplicación.

c) Se retrasa un mes el pago del vencimiento correspondiente al mes de marzo de los aplazamientos vigentes, retrasándose, en consecuencia, un mes cada uno de los vencimientos restantes. No se devengarán intereses de demora en ninguno de los plazos por el periodo comprendido entre el 5 de abril y el 5 de mayo.

6.- Aplazamiento excepcional de deudas tributarias:

Podrán ser aplazadas, sin realizar pago a cuenta, sin prestación de garantía ni devengo de intereses de demora las deudas tributarias de las personas y entidades sin personalidad jurídica que realicen actividades económicas cuyo volumen de operaciones no supere 6.010.121,24 euros en 2019, que correspondan a declaraciones liquidaciones o autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso en período voluntario finalice entre el 14 de marzo y el 1 de junio de 2020  o a deudas cuyo periodo voluntario de pago no hayan concluido antes del 14 de marzo de 2020. Es preciso que el solicitante quede al corriente en sus obligaciones tributarias con la concesión del aplazamiento, situación que deberá mantener durante toda la vigencia del mismo. 

Este aplazamiento excepcional será aplicable también a las retenciones y pagos a cuenta correspondientes al I.R.P.F. y al Impuesto sobre Sociedades y de las deudas tributarias derivadas de las tasas que recaigan sobre rifas, tómbolas, apuestas, combinaciones aleatorias y juegos de suerte, envite o azar., que en condiciones normales no son aplazables.

El ingreso de las deudas aplazadas a las que se refiere este artículo se suspenderá durante un periodo de tres meses, contado desde la finalización del periodo voluntario de declaración e ingreso, a partir del cual, deberán ingresarse mediante su fraccionamiento en cuatro cuotas mensuales de iguales importes.

La solicitud de estos aplazamientos se realizará a través del modelo oficial, que únicamente podrá presentarse a través de los servicios telemáticos de Hacienda Foral de Navarra.

 

Seguiremos informándoles de las sucesivas medidas que se vayan adoptando y quedamos a su entera disposición para cuanto estimen conveniente.

 

Decreto-Ley Foral 2/2020, de 25 de marzo